NADA

Sus miradas
incrédulas
buscarán tu mirada.

Y no entenderán nada.

Sueños desgarrados
una madrugada
lamentos que no terminan
infancia            pisoteada.

Sin entender nada.

Que la noche ahogara tu alma,
que su llanto no te salvara,

ni todo el amor del mundo
te devolvió la esperanza.

Profundo el desespero,
desgarro            despiadado
de todo anhelo,

olvidando la luz de tus pestañas,
el canto alegre de tu risa,
tus manos aleteando
siempre despiertas
enhebrando sones
entonando caricias.

Y no van a entender nada.

En sus primeros amores
buscarán el calor de tu vientre,
en los desamores
el bálsamo que les consuele

confidencias            sin destino
lágrimas             sin sentido

palabras para seguir viviendo
si aún hubiese tiempo.

Beatrice Borgia, 22 de Junio de 2011

Anuncios

QUE NUNCA

Que nunca conformes tus besos
en el hastío o la rutina
arrastrando
inmisericorde
el desasosiego.

Que tus manos
entonen            alegres
canciones prohibidas

y tu sexo penetre mis temores
engendrando versos borgianos,
clavando gemidos y orgasmos,
componiendo flores
en tus cabellos alborados.

Que cada noche
sea la primera y última
noche.

Beatrice Borgia, 18 de junio de 2011

EN LA SALA 2

En la sala 2

entre grietas y suspiros

las paredes retienen
miradas latientes
caricias en blanco y negro
suspiros
y desespero.

La sala 2

paciente guardiana

alivia la furia contenida
tu aliento congelado
fragancias olvidadas
ecos de amores perdidos.

El ayer se hace presente
en la sala 2,

donde sus butacas
envolvían desbocados
latidos,
promesas incumplidas
infames desatinos.

En la sala 2
consciente de lo que he sido,
feliz  por lo que soy.

Beatrice Borgia, 19 de Junio de 2011

PROTAGONISTA

Seré protagonista
mientras un solo aliento
rebose mi pecho,
mientras exista un motivo
para la lucha,

si mi mirada
una vez más
tropieza con el desespero.

No seré vuestro juguete,
expectadora pasiva y distante
de este naufragio no elegido.

Sentiréis mi amenaza
con la vista al frente;

no me gusta hablar bajito
hasta la afonía  me desgañito
en mis orgasmos,

protagonismo a conciencia
en mi porte
mi voz
mis actos.

Si te estremece mi canto
revisa a fondo tus vergüenzas,
limpia tus temores a conciencia,

mi protagonismo
poco o nada tiene que ver
con tus miserias.

Que en el escenario de la vida
te espero:
alegre y palpitante

y el mañana por bandera.

Beatrice Borgia, 15 de junio de 2011

CORRUPCIAL

La Fórmula1 se ampliará hasta el 2020.
Su coste: entre 180 y 270 millones de euros.

Sanidad retrasa a 3 años las revisiones anuales
de ginecología.

El antiguo hospital La Fe, desierto.
La Nueva Fe retrasa una operación programada:
no había hilo para sutura.

Cientos de alumnos seguirán estudiando
en barracones
al menos seis años más.

El Consell suprimirá las líneas en valenciano.

El Tribunal Superior de Justicia
de la Comunitat Valenciana

confirma
que no investigará a Camps
junto con los cabecillas
del “caso Gürtel”.

La Policia Nacional carga
en Valencia
contra los indignados:

deja 18 heridos
5 detenidos
indignaciones en calles
unidas en un latido.

Corrupción.
Policía al servicio del capital.
Estado policial.

Corrupcial.

Beatrice Borgia, 9 de Junio de 2011

AMORISTAD

Bálsamo candente y perenne,
refugio perfecto para la risa y el llanto,
luna llena en noche cerrada,
áureo astro en una tarde de verano.

Alegre y pícaro extravío
entre miradas negras y grises,
sonrisas que duendean coplas y versos,
dedos inquietos trocando matices.

Con la vista siempre al frente
el erotismo es mi bandera,
me emociono intensamente
con poebesos y verscaricias.

Me horrorizan las etiquetas
y ambijuego con palabros,
pasional kamikaze
amoristad busco y ofrezco.

Siendo consecuente
con mi sangre y mis cabellos
que circulen libremente
sonrisas, abrazos y besos,
globalizando eficazmente
pasión, ternura y lealtad

con la certeza
de que estoy por ti a muerte,
con la confianza ciega
de que cuento con tu amoristad.

Beatrice Borgia, 21 de Marzo de 2011

QUE TE VAYA BONITO

He sembrado amor cada mañana
en el quicio de tu alma
sonrisas para cicatrizar heridas
besos que aligeren tu pesada carga.

Velando tus dolores en la distancia
añorando las cómplices miradas
aguardando
expectante
tu amistad en calles y terrazas.

El regalo inesperado:
un nudo en la garganta
violencia hecha verbo,
gratuita,
inexplicada.

Recogiendo los fragmentos apenada
con el dolor y la angustia
de quien no entiende nada

con la convicción firme de avanzar
cada segundo de mi vida
hacia la felicidad recuperada,
eliminando lastre
dejando atrás la toxicidad de tus palabras

deseando que te vaya bonito
que algún día encuentres la paz
necesaria para tu alma.

Beatrice Borgia, 13 de Junio de 2011

EL OFICIO MAS FEO DEL MUNDO

 “Desalojan con porras y pelotas de goma la acampada
de Barcelona y los “indignados” la retoman”
LA REPÚBLICA.ES

 Ordenan a voz en grito:
“desaloja la plaza!!”;
sin pensar demasiado
obedeces
y golpeas.

Elegiste el oficio más feo del mundo.

Lanzas
de forma indiscriminada
pelotas de goma contra palabras,
arrastras sueños por el suelo,
pisoteas con saña esperanzas.

Desde el oficio más feo del mundo.

Y si es el rostro de tu hija
o el de tu padre
incrédulo
quien te mira mientras cargas,
no pienses demasiado:
ábrele la cabeza
y descansa tranquilo en tu cama.

Que no es culpa tuya,
ya lo sabes:
elegiste el oficio más feo del mundo
y no recuerdas la última vez
que pensaste por ti mismo.

Pero éste es tu pueblo,
tus ilusiones olvidadas;
cambia tus armas por versos,
tu violencia por paciencia,
despierta del mundo de los muertos
que los vivos
tenemos tu silla reservada.

Beatrice Borgia, 27 de Mayo de 2011

PARA AMAR A LA MUJER DEL MILENIO

 

 

 

 

 

 

 

 

Olvida lo aprendido.
Derriba todos los muros.

Quítate la piel y los miedos
permanece sereno a su lado
el tiempo que duren los latidos.

Recréate en su sonrisa,
emociónate con sus actos
como ella se emociona
con tus contradicciones,
tus travesuras,
tus temores.

Aligera el alma
del asfixiante peso
que no elegiste,
ese que tu género
impone a diario.

Besa con ardor sus penas,
ama sus arrebatos,
siente
suspira
sonríe
con los cinco sentidos.

Dale alas al entusiasmo
mira más allá de lo que ven tus ojos
y permite después que se aleje.

La mujer del milenio
sabe volar sola
y no será tu madre
ni tu esclava.

Respeta sus silencios
tanto como sus palabras
y no intentes protegerle si no te lo pide,
pero hazle saber que te importa.

Pues no se conforma con menos.

Sobre poesia, propuestas y acciones

Son días de incertidumbre. Cierto.

Acaba de nacer una revolución social, el despertar de un pueblo, de la conciencia de clase que estaba dormida, aletargada, la conciencia de los oprimidos, los explotados, aquellos que no se resignan.

Lo sabemos, acaba de nacer y, como todo recién nacido, los primeros pasos pueden resultar torpes, erráticos, e incluso podemos tropezar y caer. Lo realmente importante es volver a levantarnos y seguir caminando, con pasos cada vez más firmes, más seguros.

Y sabíamos que ellos, los otros, acabarían por aparecer, mostrar sus dientes, desacreditar nuestra lucha desde su desidia. Porque desde esa prepotencia que les caracteriza, condescendientemente, nos tachan de “despistados, engañados, manipulados”. Desde la comodidad de sus hogares pequeño-burgueses nos miran por encima del hombro, con el plato caliente en sus mesas, las sabanas recién lavadas en sus camas, sus pequeñas miserias en los zapatos.

Como ciudadana, mujer, poeta, la palabra es mi medio y la calle mi escenario. Poco importan los diseños ni las condiciones físicas, la palabra se abre camino, afortunadamente, en cualquier espacio. Lo único necesario: vosotros. Los que escucháis nuestros versos en las plazas, los barrios, los modestos locales, los que vibráis con nuestra lucha-poema, los que unís en coro vuestras voces a las nuestras.

La poesía, el arte, merece que la escuchemos, que recordemos que es mucho más que un mero arte decorativo, que nadie, repito, NADIE, puede venir a decirnos cómo debemos emplearla, qué está bien o qué está mal. Pues es del pueblo, de la gente de a pie, busca y encuentra su camino y expresión: es tuya, mía, del tendero de la esquina, de la madre agotada, del niño que juega en el parque… que no nos engañen, tened cuidado con las buenas intenciones que intentan desviar nuestra atención ¡están por todas partes y son los maestros de la manipulación!

Por último, agradecer profundamente a quienes pretenden desacreditar nuestra lucha y medio de expresión, la poesía, con sus cuestionables buenas intenciones, pues sus críticas alimentan nuestra fuerza, estimulan nuestra creatividad.

Y es que,  como muy bien dice Mónica Caldeiro en uno de sus poemas:

Soy
tan zorra
que sé cómo ubicarme,
cuál es mi trabajo
y dalo por hecho,
ahora no tiene nada que ver contigo

Beatrice Borgia,  7 de junio de 2011