LAS PERSONAS BLANDAS

Amor-HD-Wallpapers
“Mi madre decía:
a mí me gustan las personas rectas.”

JESÚS LIZANO

 

 

 

 

 

Cuando niña

mi padre me recordaba que debía ser dura
pues en el mundo no había espacio
para las personas blandas

y se empeñó en demostrármelo
(mira que lo intentó)

pero lo cierto es
que me fascinan

las personas blandas;

porque el plomo del extremo de la vara
con la que se tiñó de cardenales
la epidermis de mi infancia

era dura

y los puños en el cráneo
(donde no pudieran dejar marca)

las palabras de repulsa que siguieron
en boca de distintos hombres
que, supuestamente, me amaban

y las miradas de desprecio
el orgullo
y la mentira

son duras
(muy duras);

porque también lo son

los tipos de interés
la prima de riesgo
el desempleo
los desahucios
y las pelotas de goma

y por mil razones más
me gustan

las personas blandas

con sus lágrimas blandas
donde el amor es blando
y la piel se esboza
en caricias blandas

pues blanda es la saliva
con la que lamemos heridas

y la ternura
el respeto
o el perdón

son blandos
(muy blandos);

y ante lo más evidente:

el deseo es blando

pues blando es el esperma
que inaugura afluentes
en mis cordilleras

cuando mis blandos muslos
abarcan en la noche

blandas esferas.

 

Beatrice Borgia, 31 de julio de 2013

SILENCIO EN CLAVE DE MUJER

silencio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cierra la boca
mujer

otros vendrán a contar tu historia

y dispondrán los personajes
abrillantando el escenario
en sonrisas de todo a cien;

mantente ocupada
con los niños en el parque

y recuerda
vestir los días
(todos y cada uno)

con tu silencio
en las ventanas

cuando nadie observe
y las lágrimas
griten tu nombre;

no lo olvides
mujer

maquilla las ojeras
y echa el candado
a los últimos gritos:

el espectáculo impera
cuando tu voz

perece.

Beatrice Borgia, 17 de julio de 2013

VEINTIOCHO

VIOLENCIA_FAMILIAR

 

 

 

 

 

 

Y van por veintiocho

las que se cuentan
las de las niñas marchitas
y la voz deshabitada

aunque son otras

las veintiocho primaveras
que hoy me pesan

esas que no aparecen en los diarios
porque simulan no estar muertas
y se recogen en las paredes del miedo
despojadas de vuelos pasados

que todo sirve

para seguir respirando
aunque el precio sea
cada vez más caro

y otra vuelta de tuerca
dando saltos

y más saltos:

dime cómo hacemos
para agrietar el vidrio

o reventarlo.

Beatrice Borgia, 11 de julio de 2013

UNA CANDELA

luz-en-la-oscuridad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos agujeros negros
engullen el rostro amortajado

y el esternón se angosta
hacia globúculos decadentes
en los confines del Tártaro

doce cipreses
abrigan el tránsito

¡por piedad!

una candela

que me devuelva
de regreso a casa
donde aún hay tiempo

todo el tiempo

pero hoy
la tristeza supura
y necesito morirme

hasta mañana.

 

Beatrice Borgia, 5 de julio de 2013

TAMBIÉN LLORAMOS

mujer-llorando

 

 

 

 

 

 

Se abre la noche

y los incansables jazmines
abrazan la amargura
enhebrando coronas;

pero tan sólo lágrimas

y es que los adultos
también lloramos

cuando el miedo aprieta
en la boca del estómago
en la soledad de lo innombrable
o en la losa del silencio

hasta hacernos diminutos
perecer en la última bocanada
y fundirnos con la madre Tierra;

pero duendea la mañana

y busco en los bolsillos
una brizna de esperanza
para alumbrar otro día
anclada a tus sonrisas

más si avanza el crepúsculo

y el destierro engulle las ganas
de verte crecer fuerte
correteando en los parques
o dibujando mujeres soles

te juro
que lo he intentado.

Beatrice Borgia, 3 de julio de 2013