LA CAFETERA

cafetera

 

 

 

 

 

Claro que no eres Brad Pitt.
Ni yo la Jolie.

Nuestros cuerpos desnudos
sucumben ante la fuerza de la gravedad:
los vientres van perdiendo su firmeza
y se dedican a inaugurar redondeces
no siempre bien recibidas.

Pero me encanta lamer cada gramo a media luz
o dibujar soles y cometas camuflados en el vello
y sonreírme al verte temblar.

No, por supuesto que no eres Brad Pitt.

El photoshop pasa de largo
cuando alcanza nuestros rostros
y las arrugas se acomodan con fiereza
entre frente, labios y ojos.

Sin embargo
qué decir de ese modo tan peculiar
en que se pliegan tras las carcajadas
que, a hurtadillas, compartimos.

No vamos a serlo.

Ni yo la Jolie
ni tú, por supuesto, Brad Pitt.

Así que deja el espejo
y ven a la cama.
Ya sabes que me gusta
el olor del café recién hecho.

Y la cafetera está a punto de bullir.


Beatrice Borgia, 13 de mayo de 2014

LA ESTACA

LORCA-ANAYA“porque queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra,
que da sus frutos para todos”

FEDERICO GARCÍA LORCA

 

 

 

 

 

 

 

No, duende.

No murió en su pueblo.
Que lo mataron.

Por rojo y maricón.

Asesinado por los fascistas
al inicio de la Guerra Civil
una madrugada de agosto
del año treinta y seis.

No, pequeño.

No descansa en una tumba
donde puedan dejarle flores
u honrar su recuerdo.

Lo enterraron en una cuneta
entre Víznar y Alfacar
junto a otros cuerpos
aún desaparecidos.

Y todo esto importa, pecoso.

Que no nos cambien la historia.
Que no se repita.

Aún hemos de tirar fuerte
para tumbar esa estaca firme
(aunque podrida).

Que el pueblo no olvida.

Aunque los manuales de texto
sí lo hagan.

 

Beatrice Borgia, 5 de mayo de 2014