tormenta

 

 

 

 

 

 

haremos lo de siempre
cuando la brisa amenace tormenta
y en el cielo se adivinen tus mejillas

pero esta vez
sin escondernos

Beatrice Borgia, 7 de agosto de 2015

preadolescencia

 

 

 

 

 

 

las tardes en la preadolescencia
vienen a ser la búsqueda de los nómadas
cuando hay que mascarse las horas
que ondean por las cuestas

y san josé cierra los ojos.

en los altillos
se mata el rato con los muñecos
agazapados entre las bragas rosas

(nadie nos habló del temblor)

y el primer orgasmo conserva
el olor a nenuco

y nenuco
se ruboriza:

pero no vengan a salvarnos.

nadie nos dijo qué hacer
con las tardes
de verano

Beatrice Borgia